miércoles, 7 de octubre de 2015

Los precios del Cine y a dónde va tu dinero

La economía de una sala de cine ¿a dónde va tu dinero y por qué nos cuesta tanto?
He encontrado varias quejas sobre los precios de los cines y peticiones de homologar precios. Quizá este artículo les ayude a entender a esas personas cómo funcionan los costos y precios en las salas cinematográficas.

¿Cómo se crea una película?


Este es el camino que una película toma para llegar a tu cine favorito:

- Alguien tiene una idea para una película.
- Se crea un boceto y se usa para promover el interés en la película.
- Un estudio o un inversionista independiente decide comprar los derechos de la película.
- Se reune gente para hacer la película (guionista, productor, director, actores, equipo, etc.).
- La película se termina y se envía al estudio.
- El estudio hace acuerdos de licencia con una compañía de distribución.
- La compañía de distribución determina cuántas copias se hacen de la película
- La compañía de distribución exhibe la película a los posibles compradores que representan a los cines.
- Los compradores negocían con la compañía de distribución sobre qué películas desean rentar y los términos del acuerdo de renta.
- Se envían las copias a los cines unos días antes del día del estreno.
- Los cinen exhiben la película por un número específico de semanas.
- Tú compras un boleto y ves la película.
- Al final del acuerdo, el cine regresa la copia al distribuidor y paga la renta del acuerdo.

El tener un estudio importante o director conocido o una estrella mejora las posibilidades de asegurar un buen acuerdo de distribución. Los creadores de películas frecuentemente utilizan los festivales de cine como una oportunidad para obtener la atención de distribuidores. Una vez que un distribuidor está interesado en una película, las dos partes llegan a un acuerdo de distribución basado en uno de dos modelos financieros:

1) Renta
2) Reparto de ganancias

En el modelo de renta, el distribuidor acuerda pagar una cantidad fija por los derechos para distribuir la película. En el modelo de reparto de ganancias, el distribuidor obtiene un porcentaje (típicamente entre el 10 y el 50 por ciento) de las ganancias netas de la película. Ambos modelos pueden ser buenos o malos, dependiendo de qué tan bien le vaya a la película en la venta de boletos. El truco tanto del estudio como de la compañía de distribución es predecir cuál modelo los beneficiará mejor.

La mayoría de los estudios tienen sus propias compañías de distribución. Por ejemplo, Disney es dueña de Buena Vista. Las ventajas de esto son que es muy fácil llegar a acuerdos de distribución y una compañía no necesita compartir ganancias con la otra si pertenecen a los mismos dueños. El problema es cuando una película cara termina siendo un churro, porque no hay nadie más con quién compartir las pérdidas. Pro eso varios estudios se asocian, como por ejemplo, el Episodio Uno de Star Wars fue producido completamente por Lucasfilm, pero distribuido por FOX.

¿Cómo nos llegan las películas?


El siguiente paso importante sucede una vez que la compañía de distribución obtiene los derechos sobre la película. La mayoría de los distribuidores no sólo proveen la película a los cines, sino también obtienen derechos secundarios para distribuir la película en DVD, Blu Ray, cable, cadenas de televisión, distribución digital (iTunes, Netflix, etc.), y demás. Otros derechos pueden incluir la música de la película, posters, juegos, juguetes, videojuegos, y demás mercancía.

Cuando un distribuidor ha rentado una película, tratará de determinar la mejor estrategia para estrenar la película. Hay varios factores a considerar:

- El estudio
- La audiencia meta
- El empuje de la estrella
- El entusiasmo por la película
- La temporada

Obviamente, una película que tiene todo (respaldo de un estudio importante, grandes estrellas y una excelente historia) probablemente le va a ir bien durante el estreno. Si tiene grandes estrellas pero no parece tener "piernas", es decir, que no seguirá en popularidad por mucho tieimpo, el distribuidor puede optar por poner la película en tantas salas de cine como sea posible durante su debut. Pocos cines estarán interesados en una película con un reparto desconocido o poco entusiasmo del público. Algunas veces una película disfruta de un buen entusiasmo del público, pero carece de atracción de las masas porque la película puede ir dirigida a un cierto tipo de audiencia en específico. También puede ser que se presente fuera de temporada para el tema de la película.

Todos estos factores ayudan al distribuidor a determinar el número de copias que hará. cada copia usualmente cuesta entre $1,500 y $2,000 dólares, así que el distribuidor debe considerar el número de salas de cine en las que una película puede debutar exitosamente. Estrenar una película en 3,000 salas de cine le costaría al distribuidor $6 millones de dólares tan sólo en las copias de las películas, así que debe asegurarse que la película pueda atraer suficiente gente para obtener beneficios.

Muchos cines usan compradores para representarlos en la negociación con las compañías de distribución. Las cadenas grandes de cine emplean compradores mientras las cadenas de cine pequeñas y los cines independientes hacen contratos con un comprador. El proceso de negociación es muy político: los compradores frecuentemente aceptan películas que no les interesan a los dueños de los cines, sólo para asegurarse de obtener alguna película que realmente quieran. Los distribuidores tratan de balancear las películas que les rentan a los cines en las mismas áreas locales para asegurarse que todas las salas de cine continúen trabajando con ellos. Algunas veces un cine obtiene alguna exclusividad o evento especial para debutar una película en su área. Una vez que el comprador está interesado en una película, se discuten los términos de la renta.

¿Cómo ganan dinero las salas de cine?


Hay dos maneras en las que un cine renta una película, la primera es pagando una cantidad fija por los derechos para exhibir una película. Esta no se utiliza mucho. La segunda, es por porcentaje de la venta de boletos.

Durante el acuerdo del porcentaje en la venta de boletos, el distribuidor y el cine acuerdan a varios términos:

- El cine negocia el importe de los gastos de la casa con el distribuidor. Esta es una cantidad fija para cubrir los gastos cada semana.
- Se acuerda sobre el porcentaje repartido por las entradas netas en las ventas de boletos. Esta es la cantidad que queda en las taquillas después de la deducción de los gastos fijos concedidos en el punto anterior.
- Se acuerda sobre el porcentaje repartido para las entradas brutas.
- Se acuerda sobre el tiempo de exhibición, usualmente cuatro semanas.

El distribuidor obtendrá la vasta mayoría del dinero de las taquillas. El acuerdo le da al distribuidor el porcentaje acordado de las entradas netas o de las entradas brutas de las taquillas, la que resulte ser mayor. La manera en que esto funciona es sorprendente.

Consideremos este ejemplo: El Cine A está negociando con el Distribuidor B sobre una película. El cine ha calculado que los gastos son de aproximadamente $80,000 pesos semanales. El porcentaje neto que irá al distribuidor se acuerda en el 95% por las primeras dos semanas, el 90% para la tercera semana y el 85% para la semana final. El porcentaje bruto que irá al distribuidor se acuerda en el 70% para las dos primeras semanas, el 60% para la tercera semana y el 50% para última semana.

Durante las semanas uno, dos y tres, el procentaje bruto es mayor. El porcentaje neto es mayor para la cuarta semana. El distribuidor entonces tomará el porcentaje bruto de las semanas uno, dos y tres, y tomará el porcentaje neto para la última semana. El cine queda tablas la primera semana, pierde dinero la segunda semana, y comienza a obtener ganancias durante las semanas tres y cuatro.

La película es considerada como oferta gancho por el dueño del cine: su propósito es atraer clientes al cine. El cine obtiene sus ganancias vendiendo refrigerios (sodas, palomitas, dulces) a la audiencia de la película. Por esa razón las concesiones son tan caras. Sin las ganancias generadas por cosas como palomitas y sodas, la mayoría de las salas de cine no podrían permitirse seguir en el negocio.

Al final del término del tiempo de exhibición negociado, el cine le paga al distribuidor su parte de las entradas de sus taquillas y regresa la copia de la película.

Y todavía hay más: dependiendo de la película y el trato que se haga con la casa distribuidora, los porcentajes para el cine pueden ser del 0% durante las primeras semanas. Por ejemplo, leí que para varias salas de cine, la primera semana del estreno del Episodio II de Star Wars: Ataque de los Clones, el porcentaje de ganancia en sus taquillas fue de cero. Sus ganancias las obtuvieron sólo de palomitas y sodas, y con lo que sacaron de ganancias de sus palomitas y soda, tuvieron que pagar el exceso de electricidad para mantener refrigeradas las salas a reventar de gente, y la contratación de personal extra para manejar toda esa clientela extra.

Howard Edelman, dueño de Movieland Cinemas en Long Island, NY, dijo en una entrevista:

"Los dueños (de los cines) bromeamos de que estamos en el negocio de los dulces. Si no tuviéramos concesiones en los cines, no hubiera cines. Las películas sólo son para hacer que la gente entre y nos compre palomitas y dulces, donde hacemos nuestra ganancia"

Traducido de How Movie Distribution Works.


sábado, 19 de septiembre de 2015

Algunos comandos de Apple Music que puedes dar a Siri

Nuevos comandos para Music.
Ahora con el nuevo iOS 9 y el nuevo servicio de Apple Music, el asistente Siri se ha vuelto aún más servicial.

Oye Siri...


  • "Toca los éxitos de 1984"
  • "Toca la mejor canción de 2015"
  • "Toca Every Rose Has It's Torn"
  • "Toca más como esta"
  • "Después de esta canción, toca Back in Black"
  • "En vez de esta canción, toca Back in Black"
  • "¿Qué canción es esta?", "¿Quién canta esta canción?"
  • "¿Qué es eso?"
  • "Me gusta esta canción"
  • "Toca la canción anterior"
  • "Siguiente por favor"
  • "Toca Smooth Criminal por Alien Ant Farm"
  • "Toca radio Beats Uno" Tocará la estación Beats 1. Puedes elegir el nombre de otra estación de Radio en Apple Music
  • "Rebobina la canción" Regresará a la canción anterior
  • "Adelanta la canción" Adelantará a la siguiente canción
  • "Agrega esta canción a mi librería" o "Agrega el nuevo álbum de Metallica a mi librería" Agregará una canción o un álbum completo a tu librería
  • "Toca más canciones como esta"
  • "Toca el resto de este álbum" reproducirá el resto del álbum de la canción que estás escuchando en ese momento
  • "Toca las mejores 13 canciones" o "Toca las mejores 22 canciones en aleatorio"
  • "Toca el álbum Master of Reality de Black Sabbath en aleatorio"
  • "Toca una lista de reproducción de rock en español" o "Toca una lista de rock de los 80s en aleatorio"

En vez de "toca" puedes decir "reproduce" o "pon". En vez de decir "qué canción es esta" o "quién canta esta canción", puedes decir "qué es esto" o "quién canta esto".

viernes, 31 de julio de 2015

17 Actores que rechazaron ser James Bond 007

A sólo tres meses del próximo estreno de la franquicia 007 llamada SPECTRE, te comparto una lista de actores que rechazaron el papel de James Bond.

Considerados pero declinaron el papel




Richard Burton
1959, 1961, 1968
Sintió que el personaje era un concepto no probado y quería más dinero del que los productores estaban preparados para pagar.


Cary Grant
1961
A sus 58 años de edad sintió que estaba muy viejo para el papel y no quería hacer más de una sola película


Richard Johnson
1961
Era la elección de director Terence Young pero Johnson no quería un contrato porque ya estaba bajo contrato con la MGM.


James Mason
1961
Le ofrecieron un contrato para hacer tres películas pero sólo acordó a hacer dos. Declinó el papel.


Patrick McGoohan
1961
Rechazó el papel porque sintió que el personaje era demasiado promiscuo.


Rod Taylor
1961
Rechazó el papel porque sintió que estaba por debajo de él.


Steve Reeves
1962
Rechazó el papel porque quería más dinero del que los productores estaban preparados para ofrecerle.


Lord Richard John Bingham, 7mo conde de Lucan
1967
Declinó una oferta de Cubby Broccoli para hacer una prueba para el papel de James Bond después que decidió no seguir con la actuación. Después se volvió famoso cuando desapareció después de que la niñera de sus hijos fue asesinada.


Clint Eastwood
1970
Rechazó el papel argumentando que el personaje de James Bond debía ser Británico


Michael Gambon
1970
Rechazó el papel porque sintió que no tenía la suficiente apariencia para interpretar a James Bond


Burt Reynolds
1970
Rechazó el papel porque sintió que Bond debía ser Británico


Adam West
1970
El director Cubby Broccoli le ofreció el papel de James Bond para la película Diamonds Are Forever pero no lo aceptó diciendo que siempre sintió que Bond debía ser Británico


Jon Finch
1972
No quiso el papel


Liam Neeson
1994
No estaba interesado en protagonizar películas de acción


Hugh Jackman
2005
No estaba satisfecho con la dirección de la trama


Ewan McGregor
2005
Tuvo miedo de encasillarse con el personaje de James Bond


Dominic West
2005
Escuchó rumores de que el actor Pierce Brosnan había obtenido el papel él mismo declinó la oferta