Ir al contenido principal

Calenfriamiento Global

Tengo en mis manos un número especial de la revista Pensar que principalmente trata en esta ocasión con el Calentamiento Global y dos puntos de vista fundamentalmente distintos.

Primeramente aparece el Físico y Astrofísico del Centro Goddard de Vueltos Espaciales, Stuart D. Jordan, quien en una primera parte de su artículo trata de ofrecer evidencia contundente de que el cambio climático global causado por el calentamiento global ya está sucediendo y requiere atención urgente.

Más adelante, John Gibbs quien es corredor de bolsa con estudios en filosofía de la Universidad de Sussex escribe sobre su asombro respecto a que el hombre sea el responsable, a través del efecto invernadero, del calentamiento global ya que, afirma, no haber encontrado evidencia científica directa de este fenómeno que, dice, está mostrando todas las características de un culto.

Y finalmente, Francisco Bosch quien es librepensador y especialista en ingeniería del software y estudiante avanzado de ingeniería química, escribe la segunda parte de su artículo que titula "Voces disidentes II: Por qué no soy fan del calentamiento global", en donde plantea algunas dudas sobre los hechos, sus consecuencias, y las acciones recomendadas para minimizar los supuestos daños que produciría este fenómeno actual.

En un primer vistazo, quizá sean más deslumbrantes las credenciales del autor del primer artículo, pero entonces estaríamos cometiendo una falacia magister dixit. Por esta razón voy a comentar un poco de lo que los artículos mencionan y que cada quien juzgue de acuerdo a su propia objetividad.

Jordan dice que durante las tres últimas décadas se ha acumulado evidencia convincente que el clima en la Tierra está cambiando algunas veces de forma alarmante. Reconoce que puede resultar difícil por el momento predicir el alcance exacto del daño derivado del calentamiento global, pero afirma que tiene la seguridad que estos sobrepasarán significativamente los posibles beneficios. Dice que son extremadamente altas las probabilidades que los gases invernadero generados por la actividad humana, como el dióxido de carbono, sean la causa principal de este proceso.

Básicamente Jordan apoya la idea general que presenta el Vice Presidente de los EEUU, Al Gore, en su documental "An Inconvenient Truth" y a la del actor Leonardo DiCaprio en su documental "The 11th Hour". No creo que yo pueda añadir mucho en este espacio a lo que es fácilmente accesible en este tipo de documentales y en sitios Web www.stopglobalwarming.org y www.environmentaldefense.org, por esto me siento más atraído en esta ocasión por comentar con ustedes sobre la posición de los otros dos autores.

Gibbs, por su parte, dice que necesitamos comprender el hecho científico indiscutible que el clima se ha estado calentando desde la última era del hielo, más o menos hace unos 12 mil años. Para esto se han propuesto varias teorías que van desde las manchas solares, el movimiento del eje de la Tierra, y los minúsculos cambios en la órbita terrestre alrededor del Sol. También se menciona a la actividad volcánica, las corrientes oceánicas, y el movimiento de las placas tectónicas. Dentro de este panorama hay períodos de marcado enfriamiento como la mini-Era de Hielo entre los años 1600 y 1800, y los movimientos menores como el enfriamiento global entre 1940 y 1970, precisamente, dice, cuando las emisiones de invernadero se incrementaron enormemente.

El clima de la Tierra, continúa Gibbs, ha fluctuado enormemente durante todo el registro histórico, pero incluso con la ventaja de los registros geológicos, los científicos no tienen una certeza con respecto a qué causa estos cambios sostenidos e intensamente documentados, ni tampoco de los movimientos contrarios que ocurren dentro de ellos. Y se pregunta por qué los creyentes en el invernadero depositan tanta fe en la micro-comprensión de una ciencia incipiente, la cual no solo no puede explicar el macro-fondo sino que ni siquiera les es posible pronosticar con perfecta exactitud el clima para el día siguiente.

También cita a Don Easterbrook, profesor emérito de geología en la WWU cuando dice "no quiero meterme con Al Gore, pero hay un montón de inexactitudes en las afirmaciones que estamos presenciando y tenemos que atemperarlas con datos reales". Luego Gibbs procede a enumerar los tres criterios para que una teoría sea admitida como científica: 1) que se ajuste a los fenómenos observados, 2) que haga predicciones, y 3) que sea falsable:
  1. Hay muchas formas en que la teoría del invernadero no se ajusta a la observación de dos fenómenos obvios -el enfriamiento actual del este antártico y el enfriamiento global de 1940-1970- ya mencionados. Los creyentes descartan tales contraindicaciones como anomalías (sea lo que esto signifique en este contexto) o, más usualmente, las ignoran convenientemente. Si el huracán Katrina fue causado por emisiones de carbono, entonces el año siguiente, con huracanes menores, también debe haber sido causado por las emisiones de 2006, más altas que las del año anterior. En ciencia, no pueden pasar las dos cosas a la vez, como le gustaría a Al Gore y sus seguidores, que obtienen su ciencia de Hollywood. Las verdades inconvenientes continúan apilándose. No conozco ningún crítico calificado de la teoría de invernadero -incluyendo algunos de alto perfil como Monckton y el profesor Lindzen- que no esté de acuerdo en que, como teoría, posee un excelente sentido científico. El problema es que no encaja con los hechos.
  2. La religión "explica" todo, pero no predice específicamente nada. El sello distintivo de la verdadera ciencia es que demuestra su comprensión de la forma en que realmente opera el universo a través de la habilidad para hacer predicciones correctas. Sin embargo, deben ser predicciones nuevas. Predecir que el Sol va a salir mañana, no lo es. Tampoco es satisfactorio decir que un proceso que ha venido ocurriendo, indiscutiblemente, desde hace 12 mil años, va a continuar.
  3. La religión ve "evidencia" de la existencia de Dios en todas partes, pero el devoto no aceptaría nada como prueba de que Él no existe; de esta forma, la refutabilidad y no la verificación es la principal prueba de una teoría genuinamente científica.
Finaliza diciendo que hoy, muchos gobiernos emplean a "expertos en cambio climático" que, incluso en los casos de aquellos que están calificados para emitir juicios, no tienen ningún interés en descubrir cuál fue la causa de fenómenos tales como las Eras de Hielo.

Después le toca el turno a Bosch quien después de exponer las afirmaciones planteadas por quienes se adhieren al "consenso científico", comienza su análisis refiriéndose también a la falta de consenso real en el supuesto consenso científico, y con esto se ha eludido el debate abierto. Cita a Michael Crichton:
"No existe algo así como ciencia consensuada. Si es consenso, no es ciencia. Si es ciencia, no es consenso. Punto." Argumenta, muy acertadamente, por cierto, que los consensos y las mayorías no son mecanismos de validación de veracidad alguna. Para la ciencia, el consenso no tiene importancia: un solo investigador podría estar en lo cierto y ello no causaría ningún problema al conocimiento científico. Cita nuevamente a Crichton cuando dice que "los grandes científicos de la historia son grandes, precisamente, porque rompieron el consenso."
Y para comprender cómo se ha obtenido este "consenso" (mis comillas), comenta la nota del periodista Neil Collins en el diario británico Telegraph en la que cita una carta del vice-presidente de la Roya Society de Londres donde se recurre a los medios del Reino Unido para no dar espacio a quienes intentan distorsionar "las evidencias sobre el consenso científico del cambio climático", sugiriendo sutilmente que muchos están financiados por grandes compañías petroleras y por lo tanto sus resultados deben estar condicionados.

Bosch también critica a Al Gore por su propaganda hollywoodense que apela más al sentimiento de las personas más que a su raciocinio y la distingue más como un enfoque político a un enfoque realmente científico. Recomienda la película "El Gran Engaño del Calentamiento Global" que, aunque no tiene los millones de dólares invertidos en producción con los que Al Gore pudo contar para su película, (quizá las compañías petroleras que financiaron "El Gran Engaño" estaban en bancarrota), vale la pena ver la cara de la otra moneda para equilibrar la balanza y poder emitir un mejor juicio. Aquí la película:



Volviendo a Bosch, hace referencia a una nota de Gabriel Calzada acerca de la forma propagandística en que difunde la temática del Calentamiento Global presentando a cantantes en los conciertos llamados Live Earth:

"La hipocresía de algunos no tiene límites. Un grupo de 150 estrellas de la industria discográfica ha estado actuando este fin de semana en nueve ciudades del mundo para tratar de convencernos de que estamos ante un Apocalipsis Climático provocado por el hombre y que debemos cambiar nuestras costumbres e imitar, no al hombre exitoso del siglo XXI, sino al de Atepuerca. Shakira, The Police, Madonna, Red Hot Chilli Peppers, Enrique Iglesias, Maná, y un sinfín de adictos a los vuelos intercontinentales, los aviones privados, las limusinas, las mansiones bien iluminadas y al último grito en cacharritos electrónicos, pretenden convencernos de que el mundo se acabará si los demás no dejamos de respirar o de conducir nuestros coches pasados de moda. Cualquiera diría que nuestros reproductores de CD dan vuelta gracias a carruseles de hámsteres convenientemente situados para hacer girar los discos."

Toda esta espectacularidad, la muestra de personajes famosos difundiendo el mensaje (aunque no entiendan nada del tema) y otras técnicas, van generando el clima para que cualquiera que se oponga sea considerado un "hereje" a la mejor manera de la antigua Inquisición.


El Protocolo de Kyoto es un instrumento internacional que tiene por objeto reducir las emisiones de seis gases causantes del denominado "efecto invernadero" y que son el dióxido de carbono, el metano, el óxido nitroso, los hidrofluorocarbonos, los perfluorocarbonos, y los hexafluoruro de azufre, en un porcentaje aproximado de un 5 por ciento, dentro del periodo que va desde el año 2008 al 2012, en comparación a las emisiones al año 1990. La solución planteada, dice Bosch, solo se entiende como un intento de reposicionamiento de las naciones en el contexto mundial actual, lideradas por el relativamente nuevo movimiento político de los ecologistas.

Finalmente procede a mostrar algunos números a este respecto. Por ejemplo, de cumplirse las proyecciones previstas por el acuerdo, se reduciría muy escasamente el calentamiento, solo 0.19° Centígrados en los próximos 50 años y se retrasaría em 6 años lo esperado para el 2100, y ello a un costo, según algunos estudios, de un 1 por ciento del Producto Interno Bruto mundial durante 100 años. Para apoyarse, cita la conclusión de un artículo del economista catalán Xavier Sala i Martin:
"Estos cálculos se han ehcho bajo el supuesto de que Kyoto acaba eliminando totalmente el riesgo de catástrofes. El problema para los defensores del protocolo es que ni siquiera eso es verdad. De hecho, se estima que si no hacemos nada, el aumento de temperaturas será de 2.8 grados centígrados en 100 años. Y si implementamos Kyoto las temperaturas aumentarán esos 2.8 grados, no entro de 100 años... ¡sino en 106 años!

¿Vale la pena sacrificar el 1 por ciento del PIB mundial (500 mil millones de dólares) cada año (repito: cada año), durante 100 años para posponer el calentamiento en solo 6 años? La respuesta es no. Malgastar dinero para no conseguir nada es una mala idea, sea cual sea el tipo de interés".
Por eso es que podemos inferir, termina Bosch, que el Protocolo de Kyoto tiene poco que ver con la solución del problema del calentamiento global y mucho que ver con posiciones políticas e ideológicas de determinados países y sus líderes. El calentamiento global es un escenario político, donde hay políticos que quieren sacar provecho personal y otros que quieren intentar un nuevo experimento de control central de la economía. Es fácil ver en una película el horror de un huracán, hacerle creer a la gente que el fenómeno es causado por el calentamiento global y que este a su vez es provocado por el hombre. Es menos fácil ver que si cambia la cantidad de energía generada o si cambia su costo, mucha gente se quedará sin el producto de dicha energía, ya sea porque no ha sido producida o porque no tendrá acceso a ella por su mayor costo. Y esto tiene consecuencias más concretas que el huracán, porque es real y no una hipótesis. No veo que estemos ante ninguna situación alarmante ni de catástrofe ni evidencias de que esté en juego la supervivencia humana ni de ninguna otra especie como para tener que actuar con urgencia. Estamos más bien frente a un fenómeno que debe estudiarse seriamente con toda la rigurosidad de la ciencia, y la acción debería estar orientada a más investigación abierta. Sin política ni manipulación de la opinión pública, presentando solo una única solución dogmática como "La Solución". Demasiada gente ha sufrido las consecuencias de esta forma de ver el mundo para volver a cometer el error. El poder político tiene una astucia sin igual y hoy el prestigio de la ciencia ya no es atacado sino utilizado con fines políticos. Estamos viviendo el mayor uso político de la ciencia en su corta historia.

Bosch alienta a todos a promover un debate abierto sobre el tema, pero no por políticos, sino por científicos y con evidencias sólidas para respaldar sus hallazgos, y no solo películas tristes y traumáticas.

Como dije al principio, cada quién podrá sacar sus propias conclusiones.
1 comentario

Entradas populares

20 Letreros de Este Hogar Es...

Parece que estos últimos días está de moda publicar en Facebook imágenes graciosas de letreros para advertir a las visitas para algunos quizá "indeseables" y hoy quiero compartir algunas de ellas.Hace unos días les compartí un letrero que rezaba "En este hogar solo creemos en CHUCK NORRIS", y por eso en esta ocasión recolecté esta serie de 20 letreros que me he encontrado por ahí en distintos lugares, quien sabe, a lo mejor encuentran alguno que les gustaría usar para su casa.Este hogar es alcoholico. No aceptamos propaganda de pizzerías ni de otros negocios que no vendan licor ¡Viva Santo Tomás, el Padre Kino y Santa Clara! Oh, dioses, por caridad / cuiden siempre a nuestros muchachos / y si han de morir borrachos / ¡¡¡Que se haga tu voluntad!!!
Este hogar es ateo. Aceptamos todo tipo de ideas (incluso si tiene estas). Si usted desea conversar sobre cuaqluier tema es bienvenido siempre que lo haga desde un enfoque crítico, sin dogmas y respetando todos los puntos d…

Surge el cine pornográfico XXX Cristiano en Brasil

La propuesta del cine porno Cristiano surge en Brasil que supuestamente cumplirá con los preceptos de la Iglesia¡No inventen! Me estoy enterando por medio del sitio De10.mx del Universal que en Brasil han creado un sitio web con porno para Cristianos por medio del cual se proponen transmitir el mensaje de que el cuerpo es un regalo divino y debe ser tratado correctamente.Películas Pornos CristianasSi bien parece ser un movimiento novedoso, la realidad es que ya existen intentos similares en los que se intenta presentar películas sexuales en las que se "glorifique" el acto sexual y, frecuentemente, con la intención de mostrar lo que para los Cristianos es la forma "correcta" de tener relaciones sexuales, tal y como el sexo sola y exclusivamente entre parejas heterosexuales y con fines específicos de reproducción, y se afirma que la intención es que los videos sean visto por parejas que desean más información sobre cómo debe ser el "Sexo Cristiano" y no par…

101 formas para molestar a la gente

¿Te sientes con ánimo de divertirte enfadando a las personas? Esta lista te da unas ideas entretenidas para hacerlo.

He estado viendo que entran muchas personas a mi blog desde Google buscando la lista de 7 Métodos para Desquitarse con Alguien, de modo que, aunque esta lista ya tiene su tiempo rondando en Internet en Inglés, se las comparto aquí en español.




Cómo fastidiar a las personasDeja la máquina copiadora de la oficina configurada para reducir a 200%, extra oscuro, con papel de 17 pulgadas, y 99 copias.En el reverso de todos los cheques que hagas, escribe"por favores sexuales".Especifica en la ventanilla del drive-thru que tu orden es "PARA LLEVAR".Siempre trae contigo paquetitos de Ketchup y aplástalos cuando vayas caminandoInsiste en mantener tus limpiabrisas corriendo todo el tiempo, aunque no llueva, "para mantenerlos afinados".Responde a todo lo que alguien te diga con "eso es lo que tu crees".Recolecta información irrelevante en sitios…